Especialista entrega dos hábitos que ayudan a combatir la depresión

Según el reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente la depresión afecta a unas 350 millones de personas en el mundo, mientras que en Chile el 5,1% padece esta enfermedad. Esto significa que 850.000 compatriotas necesitan tratarse.

Según otros estudios de la misma organización, el 17% de los chilenos ha tenido una sintomatología depresiva en los últimos meses. Igualmente, en informes recientes presentados por la Universidad San Sebastián, se reveló que un 56% de los usuarios de FONASA se han sentido deprimidos durante el último año. En resumen, tenemos una de las tasas más altas de depresión a nivel mundial.

Para el psicólogo y director de la ONG MenteSana, Francisco Flores, estos indicadores son claros y muestran la dimensión del problema a enfrentar por parte de las personas, sus familias y la sociedad en general. Las cifras presentan de forma cada vez más evidente que la depresión debe abordarse necesariamente desde distintos ámbitos.

La comunicación y vida en comunidad se consideran un antídoto contra la depresión

Es por esto que la OMS dio inicio a una campaña cuyo lema es “Hablemos de la depresión”, siendo lo indicado como primer paso para enfrentar el fenómeno. Esta iniciativa promueve la importancia de hablar de la enfermedad.

“Intentar poner en palabras lo que sucede, por una parte, ya es un elemento terapéutico, y por otra, ayuda a combatir la estigmatización de las dificultades anímicas, incluida la depresión, que constituye el obstáculo principal para que las personas puedan pedir ayuda”, señaló Flores.

El psicólogo agregó: “hablar de la depresión nos hace bien, ya sea en círculos personales, como familiares o amigos, y también en contextos sociales. Al hablar del problema se genera por parte de la sociedad una toma de conciencia, lo que ayuda a dimensionar las estadísticas altamente preocupantes”.

Día Mundial de la Salud
Día Mundial de la Salud

Para el especialista también es importante. que las autoridades asuman el problema. “Es necesario aumentar el gasto público en salud mental. No se está pidiendo nada desproporcionado. Actualmente llega al 2%, muy por debajo del 5% que propuso como meta el propio Plan Nacional de Salud Mental y Psiquiatría hace ya algunos años, que corresponde al promedio de los países de la OCDE. Un ejemplo cercano es el caso de Uruguay, donde este ítem considera alrededor del 8%”, sostuvo.

Una segunda lectura evidenciada por la ONG MenteSana, se refiere a la urgencia de contar con una Ley de Salud Mental. “Nuestro país debe contar con una legislación acorde a la realidad actual. Generar una ley sería un indicador de la relevancia que le damos al tema, fortaleciendo tanto la prevención como la cobertura, así como los derechos de usuarios y pacientes”

Además, el psicólogo aludió a fortalecer los factores protectores que están al alcance de todos y todas. “Participar de la vida comunitaria, de la conversación, desarrollar actividades sociales y el mostrar preocupación por el entono, fortalecerá nuestra capacidad de empatía. El objetivo es que nuestro círculo de confianza sea superior al de desconfianza. Establecer este tipo de relaciones puede constituir un buen antídoto contra sentimientos de soledad y angustia”, enfatizó.

Cabe señalar que algunas depresiones pueden ser indicador de un conflicto personal no resuelto. “Lo importante es que podamos vivir la vida que nosotros decidamos, y no la que se nos impone frente a una sociedad que persigue la ambición desenfrenada, el éxito y el estatus”, concluyó el especialista.

¿Cómo cuidar la salud y ser más feliz con pequeñas acciones diarias?

El cardiólogo de IntegraMédica -parte de Bupa-, Alexis Lama, afirma que la salud física y mental están estrechamente unidas. Es importante tener el cuerpo y la mente saludable para que las personas se sientan felices y así estén satisfechos consigo mismo.

“En los últimos años, la medicina ha reconocido el poder de la mente en el desarrollo de muchas enfermedades. Es por esto que dentro de la medicina general, se ha incorporado la terapia alternativa, que invita al paciente a hacer un correcto uso de la mente. En el caso de un cáncer, se trabaja para ayudar al sistema inmunológico a reducir la inflamación”, explica el especialista.

Si de prevenir las enfermedades mentales se trata, la recomendación fundamental es mantener un estilo de vida beneficioso. Esto significa:

1- Seguir una alimentación saludable.
2- Realizar ejercicio físico.
3- Disponer una actitud positiva, optimista y alegre en la vida.

“Un estudio (2014), realizado en Suecia, demostró que seguir este estilo de vida fue capaz de reducir el riesgo de tener un infarto del miocardio en un 85%”, ejemplifica el doctor Lama.

En cuanto a la alimentación, un estilo de vida saludable no significa privarse de algunos privilegios, ya que pequeñas porciones de chocolate alto en cacao pueden ayudar a mejorar las defensas y también disminuir el estrés.

ryan melaugh (CC) Flickr
ryan melaugh (CC) Flickr

El doctor Lama asegura que una dieta mediterránea se asocia con menor deterioro cognitivo y menor riesgo de Alzheimer. Agrega que, por otra parte, se ha demostrado que suplementar con Omega 3 puede mejorar los síntomas de depresión, ya que este ácido graso esencial se incorpora rápidamente a la membrana celular de todos los tejidos corporales, incluidos el cerebro, mejorando y modulando importantes señales intracelulares.

El ejercicio recomendado por el cardiólogo de IntegraMédica -parte de Bupa Chile-, es el aeróbico por al menos, 30 minutos, con una intensidad moderada, cinco veces a la semana. El especialista añade que también es bueno alternar con ejercicios de coordinación, de elongación muscular y de fuerza o resistencia, con cargas leves a moderadas.

Pero dentro del plan saludable, se debe considerar asimismo la relajación. El descanso natural que produce el sueño es fundamental para tener una buena salud mental. “El ideal es que adultos de entre 26 y 64 años duerman de 7 a 9 horas diarias, pero también incluyan el descanso, técnicas de relajación y ejercicios de respiración. Un ejemplo: respirar muy lento, seis veces por minuto durante cinco minutos”, finaliza Alexis Lama.

Fuente: www.biobiochile.cl/noticias/sociedad/consejos-de-vida/2017/04/07/especialista-entrega-dos-habitos-que-ayudan-a-combatir-la-depresion.shtml

 

Como la comida chatarra arruina tu salud

¡Es hora de que seas más consciente de lo que llevas a tu boca!

No es ninguna novedad que la comida chatarra daña nuestro organismo. Ahora bien, más allá de la obesidad y otro tipo de enfermedades que puede llegar a desencadenar, una nueva investigación llevada a cabo en animales establece que una dieta basada principalmente en este tipo de alimentos puede llegar a dañar nuestros riñones casi tanto como la diabetes tipo 2.

¿En qué consistió el estudio?

En el estudio publicado en la revista Experimental Physiology, un grupo de ratas fue alimentado durante 8 semanas a base de comida chatarra (bombones, queso, chocolates…).

Al mismo tiempo, a otro grupo de ratas se le proporcionó alimentos que contenían 60% de grasas durante 5 semanas.

¿El resultado? Los niveles de azúcar en ambos grupos se dispararon de forma notoria.

Pero esto no es todo: la comida chatarra tiene más efectos en nuestra salud; puede alterar las hormonas, afectar nuestra salud mental y distorsionarnuestro sentido del gusto.

¡Más hallazgos!

Un estudio realizado en 2015 y publicado en la revista Clinic Proceedings sugiere que una caloría de azúcar es más dañina que una caloría de otro tipo de hidratos para nuestro cuerpo. Estos, además, se relacionan con problemáticas como la hipertensión o la acumulación de grasas en el vientre.

Por otra parte, una investigación publicada por el American Journal of Clinical Nutrition revela a través de una encuesta que aquellas mujeres que consumen mucha azúcar y alimentos refinados son más vulnerables a sufrir depresión.

¿Sabías que bastan solo 5 días de comida chatarra para alterar el metabolismo de una persona sana? Esto lo establece un estudio realizado en abril de 2015 sobre alimentos procesados.

«La chatarra no es comida y la comida no es basura», afirma el nutricionista David L. Katz. Así que, por nuestra salud, optemos por dietas ricas en nutrientes y no en grasas saturadas. Tucuerpo permanecerá saludable, te lo agradecerá muchísimo y ¡tú te sentirás mucho mejor!

Fuente: imujer.com

10 cosas que debes hacer para llevar una vida sana

Llevar una vida sana se fundamenta en tres pilares básicos: alimentación, ejercicio y descanso. Hoy os vamos a proponer 10 hábitos o cosas a hacer para empezar una vida sana. Muchas veces existe la intención de llevar una vida sana, pero no sabemos por dónde empezar. Cambiando o adquiriendo los hábitos que os proponemos, se consigue encauzar una vida bastante saludable. Solo hay que proponérselo:

1. Modifica tu lista de la compra: fundamental para comenzar a mejorar tu alimentación. Una buena dieta se comienza haciendo una compra saludable. Céntrate en productos frescos y evita los alimentos procesados. La mayor parte de alimentos deben ser frutas, verduras y hortalizas, sin olvidarnos de la carne y pescado.

2. Aprende a cocinar: el segundo paso para comenzar a comer bien. Si no sabemos cocinar, seguramente acabemos comiendo alimentos precocinados o “cualquier cosa” que nos encontremos en el frigorífico. Domimar técnicas culinarias como el cocinado al vapor, la plancha, el papillote o el horno, va a ser fundamental para hacer más sana nuestra dieta. Saber cocinar ahorra calorías y mejora el sabor de nuestra lista de la compra.

3. Bebe agua y limita el consumo de refrescos y alcohol: lo hemos comentado muchas veces en Vitónica. Uno de los grandes lastres de la dieta es la cantidad de calorías que bebemos.

El agua debe ser la bebida principal y refrescos o alcohol bebidas esporádicas, a tomar de forma puntual durante la semana. Si somos capaces de asimilar este hábito, tenemos mucho ganado.

4. Frutas, verduras y hortalizas no deben faltar: no podemos pasar ni un solo día sin tomar alimentos de estos grupos. Son los que nos van a proporcionar gran parte de las vitaminas, minerales y fibra, nutrientes fundamentales para el normal desarrollo del organismo. Intenta que en cualquier comida principal haya al menos un alimento de cada grupo.

Vida Sana Ejercicio

5. Haz ejercicio a diario: otro de los pilares fundamentales para llevar una vida sana. Aquí lo principal es escoger un deporte que te motive y te guste, para poder realizarlo a diario. Unos 30 minutos diarios de actividad física suponen un empujón enorme a tu salud. Y si un día no tienes tiempo, haz aunque sea 15 minutos de trote o ejercicios en casa: todo vale.

6. Olvídate del sedentarismo: subir escaleras, ir al trabajo anando o en bici, no pasarnos más de 30 minutos en el sofá…son pequeños gestos de la vida diaria que nos hacen menos sedentarios y más saludables. Evita todo lo que sea estar sentado sin hacer nada y sal a la calle a moverte.

7. Reduce el estrés en tu vida: este es uno de los aspectos más descuidados y que no se suelen tomar en cuenta. Intenta reducir al mínimo tu nivel de estrés, que sobre todo suele darse en el trabajo. Un exceso de estrés nos lleva al cansancio crónico y a no ser felices, algo muy importante si queremos tener una vida saldable.

Vida Sana Descanso

8. Mejora tus hábitos de descanso: un horario de descanso regular puede ayudarnos mucho a recuperarnos del cansancio del día anterior. Un buen colchón, un ambiente óptimo de descanso y dormir de 7 a 8 horas, encontrando nuestro horario de sueño, te ayudará a dormir mejor. Evita acostarte viendo el móvil o la tele, son estímulos que entorpecen el sueño.

9. Limita el consumo de sal y azúcares: ambos suelen estar muy presentes en la dieta. Hace poco la OMS disminuyó las recomendaciones de azúcar en la dieta. Para esto es muy importante conocer los alimentos, leer su etiquetado nutricional y saber qué cantidades de azúcar y sal comemos a diario. Un exceso de azúcar contribuye a la obesidad y un exceso de sal alimenta los procesos hipertensivos.

10. Introduce fibra en tu dieta: la fibra es, sin duda, la gran olvidada de la dieta. Es muy importante para regular el tránsito intestinal y para producir la sensación de saciedad que hará que no nos pasemos con las calorías. Los beneficios de la fibra harán que el organismo funcione mejor. Alimentos como las frutas, verduras y hortalizas son ricas en fibra, de ahí, también, su importancia en la dieta.

Como veis, unos hábitos son fáciles de adquirir, solo tenemos que prestar un poco de atención. Otros, en cambio, requieren de más esfuerzo y continuidad. En general, empezar una vida sana requiere de modificar hábitos alimenticios, comenzar a hacer ejercicio diario y prestar atención a un buen descanso. Si quieres, puedes, solo tienes que empezar por el punto número uno y seguir hasta el diez.